Casi 90 millones de niños viven en países donde no hay licencia por paternidad remunerada

Casi 90 millones de niños viven en países donde no hay licencia por paternidad remunerada

Casi dos terceras partes de los niños menores de 1 año del mundo (cerca de 90 millones) viven en países donde el padre no tiene derecho a un solo día de licencia de paternidad remunerada, según un nuevo análisis de Unicef.

Noventa y dos países carecen de políticas nacionales que garanticen que los padres dispongan del tiempo libre remunerado adecuado que necesitan para pasarlo con sus bebés recién nacidos. Si bien hay otras naciones, entre ellas varias de la región, que disponen de políticas nacionales relativas a la licencia de paternidad remunerada, la mayoría ofrecen estos derechos por un período relativamente corto de tiempo.

En Argentina el régimen de licencias contempla 90 días para las mujeres y 2 días corridos para los varones:es la licencia por paternidad más corta de la región. Estos permisos son sumamente heterogéneos y el derecho de los chicos y chicas a ser cuidados por su familia en los primeros meses de vida varía de acuerdo al tipo de empleo de sus padres, ya sea en sector público o privado, por rama de actividad y por provincia. Las licencias familiares son prácticamente inexistentes y no contemplan a padres adoptivos ni parejas del mismo sexo.

Actualmente, existen proyectos con estado parlamentario para modificar el régimen previsto en la ley de contrato de trabajo, entre los cuales se propone ampliar los días remunerados que se otorgan a los nuevos padres y madres, opciones de regreso gradual al trabajo e incluir también a los padres que adoptan.

Según expresó Unicef, si bien los cambios propuestos en muchos casos todavía estarían por debajo de los estándares internacionales, en líneas generales establecen en el caso de licencia por paternidad a que los padres obtengan entre 15 a 20 días para estar con sus hijos e hijas, ya que licencias más extendidas promueven mejores relaciones padre-hijo, contribuyen a modificar los estereotipos y a reducir la desigualdad de género en el hogar y en el trabajo.

En el marco de la campaña #LaPrimeraInfanciaImporta, Unicef llama a eliminar las barreras que impiden que el padre desempeñe un papel activo en el desarrollo de sus hijas e hijos pequeños. Unicef Argentina y TELEFE convocaron al actor Juan Minujún, el periodista Rodolfo Barilli y el conductor Damián De Santopara que compartan sus experiencias como padres y destaquen la importancia del amor, el juego, la protección y la buena nutrición de los niños y niñas en la primera infancia. Estos spots televisivos interpelan a los varones con chicos y chicas a su cuidado y se verán en la pantalla del canal hasta el domingo 17, que es el Día del Padre.

En una semana en la que también empieza el Mundial de Fútbol, figuras del Seleccionado Nacional como Javier MascheranoÁngel Di María y Marcos Acuña también se sumaron a la campaña de UNICEF #LaPrimeraInfanciaImporta y contaron qué es lo que más les gusta de ser padres.

La iniciativa es una invitación a todos los padres, primerizos y experimentados, a que compartan sus vivencias y consejos para ejercer una paternidad presente y responsable en el sitio de la campaña y en las Redes Sociales.

“Tener desde el principio una interacción positiva y significativa con la madre y el padre contribuye a dar forma al crecimiento y el desarrollo del cerebro de los niños para el resto de sus vidas, lo que favorece que sean más saludables y más felices, y aumenta su capacidad de aprender. Es nuestra responsabilidad facilitar que  puedan cumplir con esta tarea”, dijo la Directora Ejecutiva de Unicef, Henrietta H. Fore.

La evidencia indica que cuando el padre se vincula con el bebé desde el comienzo en la vida tiene mayores posibilidades de desempeñar un papel más activo en el desarrollo de su hijo. Las investigaciones sugieren también que, cuando los niños interactúan positivamente con su padre, tienen una mejor salud psicológica, una mayor autoestima y más satisfacción vital a largo plazo.

Unicef insta a los gobiernos a poner en práctica políticas nacionales favorables a la familia que apoyen el desarrollo de la primera infancia, incluida la licencia de paternidad remunerada, a fin de contribuir a proporcionar a los padres el tiempo, los recursos y la información que necesitan para cuidar de sus hijos e hijas.




Suscribete y recibí las novedades en tu e-mail